Los espaciosos jardines de Casa Monica ofrecen el alojamiento privado e individual de tres estancias separadas pero a la vez combinables entre sí. Mientras que la casa principal tiene cabida para 6 o 7  personas, la pequeña casa (llamada Casita) puede albergar de 2 a 4 personas. Además, el estudio está diseñado para 2 personas.

Los tres apartamentos están situados en medio de un precioso y frondoso jardín, típicamente mediterráneo. Cada alojamiento tiene su propia terraza. El carácter rural de esta finca, de aproximadamente 900 m², hace de Casa Monica un alojamiento ideal para familias numerosas o para pequeños grupos de ciclistas o excursionistas (con un máximo de 13 personas). En invierno, la calefacción central asegura una buena temperatura en todas las habitaciones. Además, cuenta con una completa selección de libros para el disfrute de los clientes.