Casa Monica

Cala Sant Vicenç está situada en la exclusiva zona del norte de Mallorca, entre Pollença y el Port de Pollença, a aproximadamente 65 km de la ciudad de Palma y el aeropuerto. Es un pequeño y encantador pueblecito, con playas arenosas adecuadas para los niños y agua cristalina.

El paisaje, tan impresionante y rocoso, ha sido pintado en muchas ocasiones por los artistas. La cala, rodeada de arboledas, es el entorno ideal para caminar y hacer excursiones en bicicleta. Este lugar tan tranquilo, sin apenas tráfico, cuenta con diversos comercios como por ejemplo pequeños supermercados, tiendas de ropa y tiendas de arte y artesanía. Encontramos también restaurantes (algunos ofrecen platos de pescado muy buenos), bares y cafeterías, peluquería, empresas de alquiler de coches y bicis y mucho más.

 

Casa Monica está situada en este pequeño enclave costero, a poca distancia a pie del mar y de las playas.

El pueblo de Pollença (con mercados en la plaza todos los domingos, el Calvario, el festival de música en verano, un campo de golf, etc.) y el Port de Pollença (con deportes de agua, bares, etc.) están relativamente cerca. Se puede ir en coche o en los autocares públicos que hacen este trayecto varias veces al día. (La parada está a 3 minutos a pie).

También vale la pena hacer una excursión hasta la punta situada más al norte de Mallorca, el Cap de Formentor.